lunes, 26 de octubre de 2015

Historia del Café

Como colombiano que soy, voy a dedicar esta primera entrada al café, supongo que hay numerosos escritos sobre café, pero uno mas no esta mal, como dice la propaganda, "seamos amigos, tomémonos un tino"

El café pertenece a la familia botanica de las Rubiaceas con 500 géneros y más de 6.000 especies, en el género Coffea hay 103 especies descritas donde la mayoría es de origen tropical y distribuidas a lo largo de África tropical, Madagascar e islas Mauricio y Reunión (antigua isla Borbón), solo dos especies son cultivadas y cerca de otras ocho especies son consumidas localmente.
A las rubiáceas también pertenece el Borojó (Borojoa patinoi), la ipecacuana y la quina (Chinchona spp.)

El café cultivado C. arabiga es tetraploide (2n = 4x = 44) mientras que por lo general los cafés tienen un número cromosomico basico de 11 así como el C. canephora (café robusta) es diploide (2n = 2x = 22). El café arabico mantiene una rutina de autopolinizacion mientras que el café robusta solo produce frutos si es polinizado por otro arbusto de café, este ultimo también es un arbusto mas grande, resitente a las enfermedades más vigoroso, de mayor rendimiento pero de menor calidad de taza.
El café produce unas bayas rojas brillantes (algunas variedades son amarillas) con dos semillas en su interior. Las bayas rojas pueden recordar aquella premisa de la naturaleza de ser una advertencia de peligro, entonces ¿porque nos acercamos a estos frutos?

Café con frutos, pintado a mano por José María Gutierrez del Alba 1870. Colombia. 


Buscando sobre el descubrimiento del café, las leyendas llevan al árabe pastor de ovejas Kaldi, una noche las ovejas vagaron libremente y cuando fueron encontradas saltando freneticamente en un bosque de café silvestre Kaldi decidió probar las bayas rojas, que lo pusieron a bailar euforicamente. Estos sucesos no pasaron inadvertidos por el Imán local que encontraba así una manera para no dormirse durante los oficios religiosos. Así mismo se menciona que se preparó una bebida con las bayas y hojas pero por su amargo sabor esto fue lanzado al fuego del cual al quemarse los restos de café produjeron un agradable aroma que animo a probar nuevamente el café. De esta manera el café se fue extendiendo de monasterio en monasterio y no es de extrañarse que fue por medio de una orden religiosa que se introdujo en Colombia.

El uso de café como una bebida fue desarrollado en Arabia durante el siglo XV pero su uso no estuvo exento de problemas frente al Corán donde hubo debates frente a si el café era una forma de intoxicación. Los Turcos-Otomanos lo introdujeron a Constantinopla en 1453 y se bebía con tal fervor que es conocida una ley donde una mujer podía divorciarse de su esposo si este fallaba en proveerle una cuota diaria de café. De Turquia fácilmente pasó a Europa Oriental por el año 1600 con fuertes criticas por sus relaciones con los infieles, sin embargo el Papa Clemente VIII aprecio la bebida vio su potencial para mantenerse despierto y aumentar los recursos de la iglesia, por lo cual lo consideró una bebida cristiana que no envilece el alma. Fue muy acogido entre monjes.


Los Árabes celosamente guardaron el control de la producción de Café exportando solo granos tostados a la Europa Oriental, sin embargo el peregrino Baba Budan mientras volvía a su casa en la India llevó semillas atadas a su vientre, las cuales plantó en la región de Mysore y que sus descendientes subsisten todavía. Estas plantaciones en la India permitieron a los mercaderes europeos romper con el monopolio Árabe sobre el cultivo del café. 

La globalización del café no fue fácil, en 1723 el oficial naval frances Gabriel Mathieu de Clieu falló en la obtención de un permiso para exportar café a Francia desde la isla de Martinica, posteriormente él robó unas plantas de los invernaderos reales del rey Luis XIV (regaladas por Holanda al rey) y de contrabando las llevó en su barco, siendo posteriormente atacado por espías holandeses que buscaban destruir las plantas y la fundación de una industria cafetera francesa. Ante varios contratiempos casi naufraga la nave donde se desplazaba, tuvo que compartir su ración de agua dulce con las plantas de café, eventualmente solo una planta sobrevivió y permitió generar 19 millones de plantas de café en Martinica en los años posteriores.

De las dos especies mencionadas, café arabico y robusta, el café arabico es cultivado en alturas comprendidas entre 1300 y 2000 msnm y es cosechado a mano, mientras que el café canephora var robusta es cultivado en tierras mas bajas y planas, en grandes extensiones lo que permite que su cosechado sea con maquinas como se observa en el siguiente vídeo:




El café arabico tiene un respaldo de tener una gran calidad de taza debido a varios factores como la variedad, el clima, el tipo de suelo, el estado en que los granos son cosechados, adicionalmente el tostado y procesamiento dan un plus. Un dato interesante es que a mayor altura en que se encuentra un cultivo es mas lenta la maduración de las bayas, el grano es de menor densidad y humedad pero de mayor sabor. Sin embargo, el café es muy susceptible a heladas que pueden afectar el crecimiento de la planta por varios años.

Despegue de la Industria Cafetera en Colombia

Durante un periodo de gobierno conservador en las primeras décadas del siglo XX, hubo una estabilidad política y un constante crecimiento económico empujado en gran medida por el avance del café, el banano y el petroleo. En café en 1913 se exportaron un millón de sacos de 60 kilos, dos millones para 1921 y tres para 1930, posicionándose como el segundo exportador de café del mundo después de Brasil, en 1924 el café alcanzó a ser casi el 80% de las exportaciones colombianas. 

Esta exportación fue motivada por el creciente consumo de café en Estados Unidos y Europa como un producto popular, la innovación en procesos y políticas de mercadeo del café en Brasil que aumentaron el precio internacional del café.

Por otro lado, la culminación de los ferrocarriles de Antioquia y del Pacifico, así como el reciente canal de Panamá influyó en el desplazamiento de los cafetales hacia el occidente del país, pasando de las regiones de Santander y sur-occidente de Bogotá hacia Antioquia y las zonas de colonización antioqueña del valle del río Cauca, cuyo representante del cambio social fue la figura de Juan Valdez: campesino robusto e independiente que atiende sus cafetos con cariño y dedicación con la ayuda de la familia, recogiendo el café de grano en grano en su madurez perfecta, por lo que los consumidores van a pagar un precio ligeramente mayor por un café 100% colombiano.





Espacio en construcción.

Bibliografía:
Bushnell, D. 1996. Colombia. Una nación a pesar de sí misma. Planeta. pp 232.
Warren, J. 2015. the nature of crops. CABI. 192pp.










domingo, 25 de octubre de 2015

La planta que produce pizzas

En el link se encuentran muchas otras imagenes divertidas.

No se ha de olvidar el humor eh?


Genesis

Hola Internet e internautas, supongo que estarán ahí tras las cortinas del anonimato, bajo la luz del día (o bombillo de luz fluorescente) o bajo la mirada de un reloj que sugiere que es hora de dormir.
Bueno, el hecho es que inicio mi blog y pronto, muy pronto les traeré esas cosas por la cuales soy un feliz Agrónomo, las plantas nunca dejan de impresionarme y lo harán durante el resto de mi vida, espero compartirles esa energía que me motiva y aportarles así sea un granito (mejor una hojita) a su vida.

Salu2