viernes, 25 de diciembre de 2015

Felices fiestas 2015

Felices fiestas, les comparto esta imagen de la aurora austral sobre un campo de coles

Foto de Julie Head en la costa nor-occidental de Tasmania

domingo, 20 de diciembre de 2015

Mi aprecio por el garbanzo

En esta entrada, voy a manifestar mi agrado por el garbanzo, una de esas joyas ocultas de los pueblos donde considero que junto con la lenteja, hemos perdido el rastro de su cultivo en Colombia.

avanza hacia su final el mes de diciembre y comienza enero, en un año cualquiera de los ultimos 25 de mi vida, y siempre añoraré los garbanzos verdes tostados y cocinados con huevo revuelto, ese sabor a almendra con una sal tan propia, un sabor tan único que me recuerda el municipio de Choachí, allí donde mi abuelo labró la tierra con ardor y sudor para proveernos de los más exquisitos alimentos "ni el presidente se come un almuerzo como este" recuerdo haberle escuchado.

Es en Choachí y en varios municipios como los del valle de Tenza, que entre septiembre y octubre se cultiva el garbanzo, un cultivo abandonado en Colombia y que vive en el recuerdo de sus viejos campesinos, que con sus manos arrugadas y su tez quemada vieron como desaparecía esta bella planta de característico olor a partir de la apertura económica, hoy su cultivo es de mínimas parcelas que se dedican al autoconsumo y una que otra lo venden para que personas que extrañan ese sabor, tengan una vez mas el deleite de recordar con el paladar con ese sabor, ese sabor que con el paso del tiempo va desapareciendo a medida que sigue envejeciendo y desapareciendo el campesino colombiano.

Garbanzos verdes en su vaina, y desgranados

La diferencia entre el garbanzo verde y el amarillo que conseguimos en las tiendas, es que el segundo se deja secar el la planta, y posteriormente es cosechado mecanicamente.

Pero apreciado lector, seguramente te preguntaras ¿que tiene de especial comer garbanzo? la pequeña diferencia es que el garbanzo que les menciono es garbanzo verde, fresco (así como las arvejas verdes y que desgranan en la cocina con una placida charla), el sabor de estos garbanzos verdes se ha descrito como el de las almendras, SON DELICIOSOS. 
En Colombia los garbanzos verdes casi que solo los consigues si los cultivas, sin embargo, en otros paises he visto que hay empresas dedicadas a su comercialización organizada y a los garbanzos verdes se les conoce como "guasanas", usados en deliciosas preparaciones donde son cocinados dentro de su vaina, son fritos, escaldados y cientas de maneras que un chef apreciaría y he visto que algunos hacen sus platos con garbanzos solo en la temporada de estos y a personas muy apreciadas.

Bueno, antes de despedirme les comparto unos datos de los garbanzos: su consumo se ha visto que tiene relación con un proceso bioquímico en nuestro cuerpo aumentando la sensación de bienestar (pronto les traigo la bibliografia) y en Duitama (Col.) en la estación de Surbatá del ICA, se estaba evaluando las accesiones que eran cultivadas con el fin de seleccionar aquellas accesiones con mejor adaptación y rendimiento, siendo en lo que he observado, muy similar al del frijol arbustivo.

Espero hayan disfrutado estas cortas palabras de elogio a la memoria de la lengua.

viernes, 11 de diciembre de 2015

Historia de las Annonaceas (Anon y Chirimoya)

Abordar estas deliciosas frutas Neotropicales (del tropico del nuevo mundo) es un placer, no solo por su sabor, sino por un arraigo personal que siento hacia esta familia botánica, especialmente con la Chirimoya, al final de esta entrada les comunicaré mis motivos (adicionalmente quiero tener mi propio cultivo de Chirimoya).

El Anón (Annona. squamosa) se cree que fue domesticado en Centroamerica, mientras que la Chirimoya (A. cherimola) fue domesticada en las tierras altas de los Andes en Suramerica. Existe un híbrido, un cruce entre estas dos especies denominado Atemoya (A. squamosa x A. cherimola). En Colombia se puede encontrar Atemoya en el municipio de Pradera donde la productora Agricola Varahonda la produce, sin embargo es comercializada bajo el nombre de Anón debido a su desconocimiento en los mercados locales. Sobra decir que la atemoya es deliciosa.

El anón (conocido en ingles como sugar apple) se originó probablemente en el Caribe y de allí fue dispersado por los españoles hacia Filipinas y el sudeste asiatico, mientras que los portugueses lo llevaron a África y posteriormente a la India. El anón resiste las altas temperaturas al igual que la guanabana (A. muricata L.) y adiconalmente resiste mejor las bajas temperaturas, la atemoya crece en zonas de climas medios y la chirimoya que se cultivado en zonas templadas o en alturas como la de los Andes, existen cultivos importantes de chirimoya en España, Chile, Perú y Nueva Zelanda. El valle central de California también ha mostrado ser un lugar ideal para su cultivo. 

En Lima, en el Museo Nacional de Arqueología, Antropología e Historia del Perú observé esta vasija en forma de fruto que fácilmente se reconoce el fruto de una annonacea, probablemente la chirimoya, con lo cual se observa el aprecio de los indígenas hacia este fruto. Fue comercializada en Mexico a donde debió llegar mucho tiempo antes de la colonización, puesto que se ha naturalizado en sus áreas frías. Los españoles llevaron las annonaceas rápidamente por el Caribe y posteriormente a África 

Vasija expuesta en MNAAHP

En la naturaleza, el fruto es consumido avidamente por lagartijas que posteriormente escupen la semilla y de este modo la dispersan lejos de su planta madre.

En Málaga (España) se puede conseguir cerveza elaborada a partir de chirimoya, llamada cerveza Taramay

Dentro de la familia de las Annonaceas, hago mención del único fruto adaptado a climas templados, por lo cual se le encuentra en Norteamerica, localmente se le conoce como Paw Paw (Asimina triloba), cuya cascara es tan delgada y suave que una suave presión magulla rápidamente el fruto, razón por la cual su comercialización es casi nula. Su sabor se ha descrito como una mezcla entre papaya y piña, y en su interior es amarilla, parece un mango:

Pawpaw en Indiana (EEUU)

Un atractivo adicional de las annonaceas es su capacidad antitumoral, y su asociación con el sabor tropical, en el siguiente link hay algunos postres interesantes, algunos usan chirimoya, cuyos usos culinarios son abundantes: gastronomiatropical.com

No esta de más mencionar que las semillas de las annonaceas son toxicas, con ellas se preparan insecticidas.

Mis intereses con la chirimoya:
En el municipio de San Mateo (nombre en honor a la ciudad de venezolana de San Mateo donde el procer independista de Villa de Leyva Antonio Ricaute sacrifico su vida) es el mayor productor de chirimoya de Colombia, sin embargo esta producción carece de técnica, la ausencia de poda, polinización, fertilización y riego disminuyen significativamente el tamaño de este apetecido fruto, varios intentos han buscado mejorar la producción del municipio sin éxito. En esta región los frutos tendrían influencia del nevado del Cocuy.

Chirimoya: arriba frutos polinizados manualmente, abajo frutos con polinización natural.

En el municipio de Choachí del cual provengo, mi abuelo cultivó pacientemente unos arboles de chirimoya y nos reservaba los mejores frutos, aunque no realizaba polinización, si realizaba labores de poda y fertilización orgánica, además de tener arboles de buen material genético (que estoy seguro servirían como buenas copas en un cultivo comercial), así que entre mis proyectos esta tener un cultivo de chirimoya en Choachí u otro municipio de la vertiente del Orinoco, dado que se tiene cierto conocimiento, información y mucha pasión, si algún lector tiene en mente algo similar, por favor escríbame y de seguro obtendremos algo bueno.

Bibliografía principal:
Morton, J. 1987. Fruits of warms climates. Creative Resource System. Miami. 2997pp
Paull, R. & O. Duarte. 2011. Tropical fruits 2nd edition, volume 1. CABI. 409pp.